New York

IMG_2275

Aunque las fotos son un poco invernales para estas fechas, considero que no había mejor viaje para iniciar esta sección del blog.

Nueva York es a día de hoy mi ciudad favorita, el lugar donde puedes encontrar todo aquello que te propongas y donde nunca dejarás de sorprenderte a la vuelta de cada esquina.

Este viaje, fue durante las vacaciones de Semana Santa de este año, y pese a algunos percances en los viajes tanto de ida como de vuelta, todo fue sobre ruedas.

Como ya habíamos estado anteriormente, esta vez fuimos sin mapa y nos dedicamos a recorrer tatas calles como pudimos, conociendo mucho más a fondo cada barrio.

DÍA 1: lo dedicamos a recorrer la zona del Midtown, empezando por el hotel (situado en la 7th avenue) hasta Central Park, y bajando por la 5th avenue hasta el Flatiron Building.

DÍA 2: Seguimos el recorrido del High Line y continuamos paseando bordeando el río Hudson hasta llegar a la zona cero, presidida por el One World Trade Center. Comimos en el centro comercial que hay justo entre la zona cero y el río Hudson, con unas cristaleras que ofrecían unas vistas realmente espectaculares. Durante la tarde, estuvimos en Central Park merendando los tradicionales cupcakes de Sprinkles. 

DÍA 3: Para empezar el día con buen pie, desayunamos en las típicas mesas rojas de Times Square unos deliciosos cafés de Starbucks. Seguimos la mañana recorriendo en bicicletas Central Park (muy recomendable 😀 ya que te permite ver buena parte del parque dedicando mucho menos tiempo). Después de comer volvimos de nuevo a la zona cero y subimos a la nueva torre One World Trade Center (para mí uno de los momentos más impresionantes del viaje). Os recomiendo comprar las entradas por internet y con un poco de antelación, sobre todo si es en temporada alta, ya que de esta forma tendréis más posibilidad de escoger la hora que queráis y además os ahorraréis las colas. En nuestro caso decidimos subir en el turno de las 18:30 y ver anochecer desde arriba.

DÍA 4: Cogimos el metro hasta Williamsburg y directamente nos acercamos hasta Bedford Avenue para conseguir nuestros Rainbow Bagels en The Bagel Store (son  geniales). Seguimos andando y recorrimos el barrio judío. Realmente es como si te transportaras a un mondo completamente diferente, así que os animo a ir y que os cuenten cosas super interesantes de su cultura y forma de vida. Cuando ya estábamos cansados de tanto andar, nos compramos unos refrescos y algo para picar y nos sentamos en el parque de Dumbo, a la orilla del río Hudson y bajo el Brooklyn Bridge (es una parada obligatoria para disfrutar de unas fantásticas vistas). Cruzamos el Brooklyn Bridge y de nuevo en Manhattan, cogimos un metro hasta Midtown y subimos al Top of the Rock (mirador del Rockefeller Center), las entradas también las habíamos comprado por internet, y ofrece unas maravillosas vistas del Empire State y de Central Park.

DÍA 5: Realizamos la excursión de contrastes, la única de todo el viaje, ya que nos permite conocer un poco cada uno de los barrios (Harlem, el Bronx, Queens, Brooklyn…). La excursión finalizó en China Town, y comimos en Little Italy. Recorrimos toda esa zona y luego fuimos de compras al Chelsea Market. 

DÍA 6: ¡Dedicamos todo el día a realizar compras de todo tipo!